"; urchinTracker();

Blog del Arco Atlántico

Hablando se entiende la gente. Comunicando contenidos entre continentes. Contacta con nosotros: arco98(@)mallorcaweb.net

Cuidado que viene Rajoy. Llucia Ramis

arcoatlantico | 11 Noviembre, 2006 19:56

Diario Interactivo del Arco Atlántico 
Arco Atlántico
  Educación  Psicología  Ecologia  
Trabajo  Sociedad  Piensa y diviertete 
Contacta con nosotros: arco98arrobamallorcaweb.net

Cuidado que viene Rajoy

.

"A toro pasado": Artículos publicados en el Mundo de Catalunya en la pasada campaña de las elecciones catalanas

Cuidado, que viene Rajoy 

Los catalanes no se atreven a votar al PP. Temen transmutarse en esos seres amerengados que son los españoles, y que les digan que su dinero vale tan poco como en su día el republicano. Otra versión es que el PP da miedo a propósito. Y lo hace para recordarnos que su espíritu sigue aquí, que nos acecha; que tal vez resurgirá de entre las urnas. 

Al menos, ésta es la impresión que tengo cuando llegamos a Lleida. Lo hacemos por el lado del cementerio, en plan metáfora, porque tras las elecciones del 1 de noviembre amanecerá el Día de Difuntos. Nos han convocado en un hotel de las afueras, el Comtes d'Urgell, y cuando aparece en nuestro campo de visión, diría que estalla un trueno. El edificio se alza gris y tétrico como el de El Resplandor; solitario y amenazador como el de Psicosis. O tal vez sea el efecto que arrastro de la película que nos han puesto en el autocar del partido, igual de terrorífica. Se titulaba ¿Bailamos? y casi me ha hecho perder el ritmo de esta campaña. El día es gris, llueve, y un ejército de Mossos d'Esquadra asedia el hotel donde se celebrará la comida.

El salón Mansània, al final de la escalera, está repleto de esas mujeres que nos asustaban de pequeñas y en quienes nos asusta convertirnos de mayores; los hombres se lo meten todo por dentro del pantalón, incluso el polo, los que llevan polo. Los camareros y las camareras llevan pajarita; espeluznante. Suena el himno del PP en versión banda sonora, reina la expectación. Entonces, aparece él. De la nada. Y se desencadena la euforia.

Mediano Rajoy es uno de esos hombres que da un poco de miedo, como todo lo que viene de Madrid; especialmente si lo hace en el AVE. Hay algo de antinatural en ese viaje. Cuando él llega, los comensales agitan sus banderolas azules, rojas, amarillas y rojas, y rojas, amarillas, rojas, amarillas, rojas, amarillas y rojas. Entonces se nos hace un nudo en el estómago, cuando nos anuncian que los discursos se harán antes de comer.

Después de que el número uno del PP en Lleida, Jordi Montaña, se pronuncie en castelán, PeP Piqué toma la palabra. Y repite lo que ya dijo en el debate de TV3. Por cierto, su parecido con Christopher Walken es escalofriante. Comenta que la cancioncita de que Montilla nació en Iznájar y toma manzanilla (el fino) ya cansa. Después de haber pasado con él un día en la Feria del Rocío, me consta que a Piqué la manzanilla no le mata. Fue durante la campaña por el referéndum. Qué tiempos aquellos, en los que todo se resolvía con un sí o un no. Y sí se resolvió, con un 35%.
De pronto, oigo voces. Vienen de algún lugar a nuestras espaldas, y suenan cada vez más fuerte; se me congela el espinazo. Por fortuna, no soy la única, y un siseo impertinente exige silencio, tsssssst. Ha llegado el momento. La música retumba en el salón, las paredes se estremecen, me parece ver un relámpago a través de la ventana y, por fin, ese pedazo de monstruo que es Mariano se hace con el micro.
Así vestido, con chaqueta oscura y corbata roja, parece bastante inofensivo. Claro que la barba debe ser de camuflaje. Y esa insistencia en repetir «sentido común», «sentido común», sólo puede responder a una clase de hipnosis. De hecho, sí, me parece que los ha convencido, y lo vitorean como si estuvieran presenciando un fenómeno paranormal. Precisamente, esto es lo que él exige: «Un gobierno para gente normal». Cuando acaba de hablar, pienso que en la mesa presidencial se sientan juntos el candidato de un partido fantasma, y el candidato fantasma de un partido. Que es el mismo, pero que no lo es.

Estas cosas sobrenaturales son muy difíciles de explicar, así que me dirijo a un hombre rico en grasas naturales y le pregunto si votará al PP. Contesta que es militante desde que se fundó la sede en Lleida, pero que hasta ahora votaba a CiU en las autonómicas. Asegura que no lo hará nunca más; nunca a Mas. Para él, «Mas es la vergüenza del mundo». Vade retro. Le pregunto si le da miedo el resultado que puedan sacar Ciutadans en las elecciones, y responde que se siente muy inseguro: «Se metieron en lo piso que tengo en Vallfogona, y me robaron el dinero y las joyas».¿Cómo? Ha entendido «moros» por Ciutadans. Menudo poltergeist. Le pregunto cómo se llama, y oh, sorpresa, se llama PePe. 

Finalmente me siento a comer. Una periodista comenta que siempre que va a un acto del PP presiente que algo terrible va a pasar; y no habla de la bomba mediática. Quizá se refiere a la gotera que cae justo encima de su plato.

Mientras mordisqueamos una ensalada de atún radiactivo, veo a un hombre sombrío -por la alargadísima sombra de dos metros que proyecta-, y reconozco en él a Xavier García Albiol. Entonces me pongo a temblar. Porque ya lo entiendo todo.
La lluvia ha pasado de tres gotas a cuatro, y me entra el pánico: tengo que volver a Barcelona en Talgo. Está claro que los que regresen en el AVE llegarán mucho antes. Madrid queda cada vez más cerca. Qué horror para tantos. 

Camping Gas, El Mundo, 24 d’octubre, 2006

.
.

.

Otros mensajes recientes en Arco Atlántico

.

  • ¿Terroristas o patriotas? Feliciano Robles
  • Fernando Palazuelo, nuevamente condenado
  • Accidentes laborales en “itinere”. Feliciano Robles
  • Flaca memoria
  • ¿Todo vale para ganar?
  • Lista "orientadores-as"
  •  

  •  "Comunicando -amando- se entiende la gente". ¿Y amenazando? ¿Mediante castigos ejemplares? ¿Agrediendo? ¿Negando el diálogo, el pan y la sal?
     
    Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
    Powered by LifeType - Design by BalearWeb