"; urchinTracker();

Blog del Arco Atlántico

Hablando se entiende la gente. Comunicando contenidos entre continentes. Contacta con nosotros: arco98(@)mallorcaweb.net

El psicólogo Iñaki Piñuel califica de 'primer riesgo laboral' las malas relaciones con los compañeros y jefes

arcoatlantico | 11 Enero, 2005 23:21

El psicólogo Iñaki Piñuel califica de 'primer riesgo laboral' las malas relaciones con los compañeros y jefes 

FUENTE: DIARIO DE MALLORCA

2004;:13-DICIEMBRE.

 

El último libro de este psicólogo especializado en el acoso moral en el trabajo trata sobre el neomanagement, lo que él define como la nueva dirección de empresa que sólo busca resultados a corto plazo, sin tener en cuenta a quien se deja por el camino. El experto Piñuel responde a las siguientes cuestiones realizadas:


-Personas con depresión, ansiedad y estrés resultan ser víctimas de mobbing, del acoso de sus jefes o compañeros, ¿por qué lo reconocen tan tarde?

-Porque ser víctima implica en nuestra sociedad que de alguna manera eres culpable. El estrés. ¿Qué es lo que conlleva en este planteamiento? Pues que el estresado es alguien que no se adapta: está estresado, el trabajo le puede, le ha podido su profesión.Y eso lo vemos también en las relaciones de parejas, en la tasa de rupturas. Antiguamente los problemas de casa se llevaban al trabajo, ahora son los problemas de trabajo los que se proyectan en casa.

-¿Cuántas de las bajas laborales se deben al mal ambiente del trabajo?

-En España se calcula que hay entre tres y cuatro millones de personas deprimidas. Yo, sin hacer ningún estudio sobre esas bajas por depresión, en principio, digo que la mitad es por causas laborales. Para muchos trabajadores entrar a diario a trabajar, no es una forma de realizarse, es verdaderamente el ingreso en un campo de concentración donde saben que van a sufrir.

-El Colegio de Psicólogos alertaba de que hay unos 60.000 casos de mobbing en Baleares. ¿Quiénes están más expuestos?

-No hay un perfil de víctimas, sí de agresores. Lo que es verdad es que hay sectores especialmente afectados. La administración pública es el número uno. El segundo es la educación, muy especialmente la universidad, que es el mundo feudal del siglo XXI. También la sanidad, los medios de comunicación, el sector servicios, las organizaciones del sector bancario y las organizaciones ideológicas: partidos políticos, sindicatos, ONG y órdenes religiosas, donde aparentemente no hay fenómenos lucrativos, pero sí de poder.

-Su último libro trata sobre el neomanagement, una nueva forma de dirigir que asegura que también es perjudicial para los trabajadores.

-El neomanagement es verdaderamente grave, no porque ocurra, sino porque ocurre en la más absoluta sensación de que no hay otra forma de hacer empresa y ¡claro que la hay! Sin embargo, la opinión que se genera en esas organizaciones es que si se quiere tener resultados hay que maltratar a los trabajadores, hay que despedir periódicamente a media plantilla, abusar, que la gente trabaje horas extraordinarias gratuitamente cosas que son absolutos despropósitos.

-¿Cómo es un jefe tóxico?

-Tiene una forma tóxica de dirigir y muy frecuentemente son individuos que padecen trastornos psicológicos que están descritos y muchas veces está detrás un psicópata organizacional. Se caracterizan por eliminar a los adversarios en la carrera hacia el poder y tienen una ausencia absoluta de resonancia emocional, que les hace no tener sentimientos, no tienen compasión por sus víctimas y les hace muy eficaces, porque son enormemente capaces de mentir y llegar lejos.

-¿Y es algo que irá a más en el futuro?

-Está cada vez más extendida, porque estamos en una sociedad donde los resultados a corto plazo son lo fundamental. No importa el largo plazo, todo es para antes de ayer. Yo, como directivo, tengo que dar resultados ya, no me da tiempo a crear, a regar, a cultivar, a generar un ambiente... Estos planteamientos aceleran todos los procesos, hacen que se viva a un ritmo desaforado y que, en determinado momento, a las personas que son directivos, si quieren sobrevivir, no les queda otro remedio que forzar la máquina y romper los recursos humanos que les están asignados.

-¿Y qué pasa después?

-En la sociedad actual, para ascender, un directivo normal necesita seis meses, un año, dos años da igual que luego se hunda la empresa o el equipo entero. Hay directivos que tienen unas tasas de burnout o de bajas laborales enormes, pero eso no importa, porque lo que importa es que esos resultados queden plasmados en las cuentas de su unidad. Se evalúa el rendimiento, pero no el coste que ha supuesto. Y el coste es la destrucción de las personas, de los equipos, de la motivación, del clima.

-El neomanagement, ¿es algo nuevo o es que ahora se ha identificado una práctica de hace tiempo?

-Son nuevas tácticas. Al coger el avión en el aeropuerto de Barajas, he contado los libros que predican el management de estas características: El arte de la guerra para directivos, Las lecciones de Maquiavelo para dirigir empresas, Inteligencia emocional para directivos... Incluso uno de los grandes best-sellers de los últimos años de un gran directivo norteamericano se titulaba Sólo los paranoicos sobreviven.

-Así que la propia sociedad pregona esta forma de dirigir.

-En el fondo, todos los problemas de mobbing o dirección tóxica nos retrotraen a una dimensión antropológica, a qué modelo de ser humano queremos. Por eso, en el primer capítulo de mi libro, critico los tres programas de mayor éxito televisivo, porque son modelos de neomanagement: Operación Triunfo, Gran hermano y El rival más débil. Son la clave, lo que nos explica de dónde viene todo esto. Tienes que tener éxito, si no, no eres nada, no eres nadie.

-Cuando son los compañeros los que perjudican a una persona, los que hacen mobbing ¿qué les motiva?

-A veces es porque viene mandado de arriba. Pero muchas veces el compañero lo que está haciendo es ´él o yo´. En una empresa en la que trabajé se les decía a las personas que iban a promocionar "ahí tienes a tu adversario". Si tú generas ese tipo de atmósfera, no te extrañe que luego haya bajas, situaciones de mobbing, casos de malos tratos... Muchas veces no hay una causa muy importante para que se hostigue a una persona, pero la situación ha devenido de tal manera y los odios han terminado siendo tan graves, que las personas piensan ´o él o yo´.

-¿Está de acuerdo con los juristas que reclaman que el mobbing sea considerado un delito equiparable al de lesiones psíquicas?

-Declarar que esto es un delito está muy bien, pero lo que hay que conseguir es que no se produzca. Se trata de generar en las empresas los protocolos de prevención, es decir, que no llegue a ocurrir. Que un juez le dé la razón a una víctima de maltrato, ya me dirás qué hace, o que le haga pagar a la empresa 14.000 euros, es como para reírse...

-¿Cuál es la experiencia de los casos que han llegado al tribunal?

-Que un juez te dé la razón no quiere decir que el mobbing se detenga, a veces se recrudece o se hace más sutil todavía. Yo estoy en contra ese mensaje de algunos juristas que confunden la realidad jurídica con la realidad, y una sentencia con la realidad. Una sentencia la dicta un juez que está ahí, en un juzgado y luego el trabajador tiene que reingresar donde le siguen haciendo mobbing, donde se pasan la sentencia por donde quieren...

-¿Debería tenerse en cuenta como un riesgo laboral?
 -Quitando los sectores de construcción y profesiones de alto riesgo, el riesgo número uno para un trabajador en el siglo XXI es el que procede no de las condiciones físicas, sino de las condiciones sociales que se generan en su trabajo, las relaciones con compañeros o, sobre todo, con jefes.
-Entonces debería figurar en la ley de prevención.

-Si funcionara, el management tóxico sería prevenido como una forma que pone en peligro la salud del trabajador. Cuando a un trabajador se le grita, es lo mismo que si se le expone a una sustancia cancerígena, a otro nivel y con otras características. Si funcionaran bien los servicios de prevención, estas prácticas se identificarían tempranamente y, sobre todo, quienes hacen esto. La única posibilidad de intervención es la prevención. Otra cosa de la que estoy en contra son los observatorios. Una cosa como el mobbing no se puede observar, es como decir que voy a observar que están matando a mi vecina. ¿Y no haces nada? No yo estoy observando. ¿Qué despropósito es éste?

-¿Qué medidas habría que emprender para evitarlo? -Protocolos de intervención, formar a los especialistas en salud laboral para que esto sea inmediatamente identificado, enseñar cómo se trabaja con la víctima, con el acosador, con el servicio de recursos humanos.
 LMGS.

Comentarios

consejo

joaquim | 16/10/2009, 13:59

UN CONSEJO MUY IMPORTANTE

Me gustaría daros un consejo que no debéis olvidar. La persona que ha sufrido el mobbing, padece trastornos psicológicos cuya gravedad dependerá de la intensidad, del tiempo y de otras circunstancias. Podéis estar muy deprimidos, con sentimientos de vacío, desesperanza, pensar que no tiene solución y que os han "destrozado". Pero recordar lo siguiente: Aunque os encontréis "hundidos", no os han ganado.
Solo os habrán derrotado si consiguen cambiar vuestra forma de ser, vuestra forma de pensar y logran que penséis y actuéis como ellos. Por ello, te recomiendo que NO CAMBIES TU PERSONALIDAD Y HABRAS SALIDO VICTORIOSO. Un buen comienzo para "luchar y ganar" es informarte y asesorarte.
Josep P. psicólogo
acosolaboralcat@telefonica.net
AVALC www.avalc.es
ASOCIACION DE VICTIMAS DE ACOSO LABORAL

Moltes gràcies

www.mallorcaweb.net/arc46 | 16/10/2009, 14:35

Moltes gràcies pel teu consell, Joaquim i per l'enllaç al web de "l'Associació de Victimes de l'Assetjament Laboral de Catalunya":

www.avalc.es

(atesa la política d'aquest servidor de no acceptar enllaços per a evitar spam, podeu "Copiar i enganxar").

Ya no puedo más

Matilde Bernabeu | 18/05/2010, 20:36

Llevo 5 años padeciendo mobbing y ahora he interpuesto demanda. Estoy muy asustada porque no creo en los jueces, ya que estoy contra una empresa muy fuerte. Estoy muy angustiada pero no tenía otra salida.

Querida Matilde

Antoni Ramis Caldentey | 18/05/2010, 22:21

Querida Matilde... el sufrir mobbing supone una importante tensión psíquica, estress y depresión exógena, así como una importante reducción de la propia autoestima. Como cualquier agresión es injusta e injustificable, que siempre, a los ojos de la inteligencia, denigra a quien la ejerce y no a quien la padece (aunque a los ojos de los compañeros sumisos, para no arriesgar su trabajo, es ciega, cuando no se ve al revés). Es justo pedir justicia (a veces se consigue), pero es más importante conseguir el bienestar personal. Si quieres puedes utilizar este escrito para hacer tus comentarios. Si lo prefieres puedes ponerte en contacto con la página sobre el mobbing:
www.mobbing.nu/
o con Marina Parés:
www.acosomoral.org/ . O, si lo prefieres puedes ponerte en contacto conmigo por e-mail privado (que tu escrito no salga publicado) dirigiendo tu escrito a arc46nouARROBAmallorcaweb.net

Antoni Ramis Caldentey
Psicòleg humanista social
www.arc46.com

En cualquier caso, muchos ánimos y buena suerte! Un abrazo.

Re: El psicólogo Iñaki Piñuel califica de 'primer riesgo laboral' las malas relaciones con los compañeros y jefes

Lorena | 05/12/2010, 01:57

Iñaki Piñuel es uno de los mejores profesionales que hay en materia de acoso psicológico y psicoterrorismo laboral (por no decir el mejor).

Todo lo que escribe (tanto libros como artículos, etc), de una manera tan descriptiva y contundente, da en la diana de los sentimientos de las personas que lo padecemos o hemos padecido. No sólo realiza una labor de mejora social, realiza una labor de mejora individual humana.

Gracias Iñaki.

Atacar es de cobardes, defenderse de valientes.

Gracias Iñaki

sandra | 15/01/2011, 21:49

Iñaki piñuel describe las situaciones como si estuviera dentro de nuestro pellejo (el de los mobbingneados). Es increíble, desde mi punto de vista, la sensibilidad y la agudeza de sus estudios.
Gracias Iñaki por poner luz en el túnel en el que me encuentro. Todas las noches leo tus artículos al irme a la cama y con ellos tomo algo de fuerzas para cuando amanece poder afrontar la jornada de trabajo en wantánamo (Ayuntamiento de Mälaga). Muchas gracias Iñaki

desesperanza

Antonio | 03/03/2011, 17:19

Primero, espero que se me perdone mi falta de fuidez al explicarme, pero esta es fruto de los multiples secuelas o trastornos que padezco a consecuencia de años de acoso laboral, para contar mi experiencia sobre este problema, tendría que escribir un libro. Solo quisiera una opinión más, sobre uno de los problemas que más me agobia y son todos los síntomas que como tu bien conoces me atormentan y no puedo controlar como ansiedad, paranoia, hicondría, histeria, agresividad, vida antisocial,etc,etc,etc... y me explico ya llevo años de tratamiento psiquiatrico y psicológico, se me ha reconocido el acoso laboral como tal, pero mis problemas psiquícos o psicológicos varían pero no mejoran y es que al no poder encontrarles explicación, no puedo controlarlos, por ejemplo si me muerde un perro o varios, puede que esto me genere fobia hacia estos animales, por lo cual con evitarlos ya tengo una solución, pero además en todo momento mi mente, sabe de donde viene el miedo, lo que me puede ayudar a tratar de autocontrolarlo.
Yo mismo hace poco, llegué a la conclusión, de que era mejor que mi mente dejara de luchar por tratar de incorporarme al mercado laboral, ya que esa lucha por sobreponerme a lo que temía, me ponía peor. Por lo cual mi pregunta es ¿como puedo recuperarme de una inmensidad de síntomas que me atormentan cada vez más si no encuentro una respuesta lógica para superarlos o al menos controlalos?

Desesperanza no; voluntad, paz y pasión

Antoni Ramis Caldentey | 04/03/2011, 01:11

Querido Antonio: En los escritos anteriores con este tema, así como en los comentarios a dichos escritos contestamos a tu lamento. No obstante, dado que el mobbing, siempre injusto como lo son todas y cualquier tipo de agresión, puede obsesionar y desorientar, recordarte que tu actitud no debe ser la de desesperar, sino de desprecio y olvido tanto a los mierdecitas que lo ejercen (sea uno o varios) como al propio mobbing, pensar, apaciblemente, en otras cosas (agradables), pensar en tus puntos fuertes y sobre ellos construir nuevas creaciones que te refuercen e incrmenten tu autoestima.
Dices que sigues tratamientos psiquiatricos y psicológicos. Siendo así, seguro que ambos te ayudan mucho más que mis palabras. No obstante, si lo deseas, puedes escribirme un mensaje privado (corto; mejor una sucesión de cortos, con respuesta, que uno sólo largo) a arco98@mallorcaweb.net
Un saludo afectuoso.

Antoni Ramis Caldentey
Psicòleg humanista social
www.arc46.com

Del acoso laboral

Gabriela Acedo Emmerich | 08/03/2011, 12:27

He sido, como otros muchos, víctima de acoso laboral y con el objetivo de divulgar al máximo este tema he creado el blog "Del acoso laboral y mobbing y sus graves consecuencias sobre la salud física y psíquica. Anorexia nerviosa".
gabrielaacedoemmerich.blogspot.com
Os invito a que lo visitéis.

Querida Gabriela

Antoni Ramis Caldentey | 08/03/2011, 17:00

Gracias por compartir tu experiència dolorosa de mobbing y anorexia con finales, ambos, positivos. Creo que tu éxito y tu blog pueden resultar ejemplo e instrumento, respectivamente, muy útiles para muchas personas que pueden sufrir problemas semejantes (que puedan tener actitudes y resultados, igualmente, positivos). Gracias. Un saludo afectuoso.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb